30/10/16

Estar demasiado limpio también es un peligro para la salud. ¿Cuál es el riesgo? [30-10-16]


Estar demasiado limpio también es un peligro para la salud. ¿Cuál es el riesgo?

Hoy en día existen un sin número de productos para el cuidado personal y la limpieza muy eficaces y con un gran poder desinfectante, pero estar demasiado limpio también puede repercutir en problemas para la salud, luego ¿Cuándo la higiene y la limpieza pueden llegar a ser perjudiciales y por qué?

Desde que se descubrió que microorganismos como las bacterias son causantes de enfermedades, la higiene y limpieza mejoraron sustancialmente nuestra calidad de vida. Sin embargo la presencia de algunos microbios en nuestro cuerpo es muy beneficiosa. Por ejemplo en nuestro intestino generan vitaminas, protegen a la piel de otros organismos perjudiciales y contribuyen en la digestión de los alimentos.

Desde ya hace varios años los expertos en el tema han sugerido que las sociedades tienden a exagerar con la limpieza, de hecho desde 1989 David Strachan, epidemiólogo británico, formuló la “hipótesis de la higiene”, con la que explicó que el aumento en las enfermedades alérgicas se debe a que la disminuida exposición a los gérmenes, debido a los altos estándares de limpieza,hace que nuestros cuerpo reaccionen más fuertemente ante la influencia de organismos a los que no estamos acostumbrados.

Cuando la higiene y limpieza son excesivas, esto puede ser una influencia negativa especialmente para los bebés. El epidemiólogo de la Universidad Colegio de Londres, Graham Rook afirma que la exposición a edad temprana a los microorganismos, trae beneficios para la salud.

Rook da un consejo que podría contrariar nuestra lógica pero favorece a los bebés. Cuando un chupo o chupete cae al piso, en vez de dar al bebé uno completamente limpio, es mejor que la madre lo meta a su boca para chuparlo y se lo de nuevamente a su hijo, de esta manera se estimula el desarrollo de la microflora benéfica en el bebé y reduce su probabilidad de generar alergias.

El experto inglés afirma que la idea no es pasar por alto las normas básicas de higiene como lavarse las manos adecuadamente, sin embargo no todas las partes del cuerpo requieren una rigurosa limpieza. Las partes íntimas y zonas en las que más sudamos siempre deben tener prioridad.

La microbióloga del Becker Professional Education School, Mary Ruebush afirma que la limpieza excesiva puede afectar negativamente a la flora microbiana normal que nos mantiene sanos, al ponerla a competir con gérmenes perjudiciales. Tomar una ducha muy larga puede reducir demasiado las bacterias benéficas en nuestra piel.

Según Sally Bloomfield, experta de Escuela de higiene y medicina tropical de Londres, para combatir las bacterias dañinas en el hogar y diario vivir, la clave no es el exceso en la limpieza sino la limpieza rutinaria.


Algunos consejos básicos
1. Al cocinar, luego de utilizar la tabla para picar, se puede esperar hasta después de la comida para lavarla, si se han picado vegetales, pero si se pica carne o pescado, la tabla debe lavarse tan pronto como sea posible.

2. Aunque no existen datos científicos que indiquen de manera precisa cada cuanto se deben cambiar las toallas y sábanas, si es sabido que pueden ser foco de infecciones en nuestros hogares. La experta Sally Bloomfield recomienda cambiarlas una vez por semana.

3. Los trapos usados en la cocina se deben lavar o enjuagar luego de su uso, ya que pueden esparcir con facilidad los gérmenes, especialmente cuando se usan para secar platos, vasos y otros utensilios.

4. Se sabe que las pijamas son en muchos casos un punto crítico en la higiene personal, estas se deben cambiar al menos una vez por semana.

5. Es importante dejar que los niños jueguen en la vegetación y en la tierra para que su cuerpo se acostumbre rápidamente a los microorganismos benéficos.

6. Si se tienen en condiciones saludables, las mascotas como perros y gatos ayudan a aumentar la diversidad de la microflora en nuestro cuerpo, lo que nos hace más resistentes a las infecciones y menos propensos a las alergias.

No hay comentarios:

Publicar un comentario