16/3/16

Salud prenatal: lo que toda mujer embarazada debe cuidar


Salud prenatal: lo que toda mujer embarazada debe cuidar

Si pronto vas a dar a luz, debes estar muy pendiente de estos controles de salud; por tu bien y el de tu bebé, es indispensable que pongas atención en ellos.


familias.com.-Adriana Acosta Bujan

Una de las preocupaciones más comunes que tenemos las mujeres al conocer que estamos embarazadas, es que nuestro futuro bebé nazca sano. Por ello, debemos preparar nuestro cuerpo y mente. Aunque seas una mamá experimentada, los controles médicos de seguridad que debes seguir son indispensables. Debes saber que no importa la edad que tengas, ni si eres madre primeriza o no, existen muchas complicaciones que pueden surgir solo por descuidar algún aspecto fundamental. Aquí te comento algunas de ellas, para que estés atenta y cuides de tu salud durante el embarazo.


1. Preeclampsia


Es una enfermedad que puede darse durante el segundo o tercer trimestre de gestación, aunque algunas veces se puede presentar antes o de manera muy brusca hacia el término del embarazo. Se produce debido a una serie de factores que influyen en el desarrollo del embarazo, como la presión arterial alta y la pérdida de proteínas en la orina.

Un control prenatal efectivo donde en cada cita te revisen la tensión arterial y te hagan pruebas de orina, permitirá al médico detectarla a tiempo, si se presenta. Además, la ingesta de calcio, vitaminas E y C asegurarán tu salud y la de tu bebé por nacer; recuerda que deberás guardar reposo.


2. Diabetes

La diabetes es una enfermedad que no permite que el cuerpo regule de manera efectiva los niveles de glucosa (azúcar) en la sangre. Si se presenta en el embarazo, es un gran problema para el bebé. Se recomienda que se practiquen estudios y exámenes constantes durante el embarazo, para obtener una detección oportuna de esta enfermedad. El más adecuado es el estudio que se realiza en el segundo trimestre del embarazo.

Recuerda siempre seguir un plan de alimentación adecuado, tener actividad física segura, realizar mediciones de glucosa en la sangre de manera continua y constante. En su caso, sigue al pie de la letra las instrucciones del doctor durante todo el embarazo.


3. Anemia


Esta es la complicación más común durante el embarazo, ya sea porque la futura mamá no siente apetito o porque piensa erróneamente que se ve "gorda y descuidada". La verdad es que la anemia en el embarazo es causada por una falta de hierro en la dieta, pues la cantidad de sangre en el cuerpo de la mujer se incrementa más de lo usual, debido a que el bebé requiere generar su propia sangre. Por ello, el hierro se convierte en el componente más importante durante el embarazo, pues es la manera más efectiva que nuestro cuerpo tiene para llevar oxígeno en cantidades adecuadas al bebé.

Los médicos y especialistas incrementan la ingesta de hierro en las mujeres embarazadas, en más del 30% de lo normal, para evitar problemas de anemia. También debes ingerir más carnes rojas, así como legumbres, pasas, dátiles y papas con piel o brócoli y vegetales de hoja verde.


4. Placenta previa


La placenta y tu bebé crecen, pero a veces la placenta crece mal. Lo bueno es que el médico puede detectarlo a tiempo y seguramente te programará una cesárea para no tener riesgos durante el parto. Al padecer placenta previa, algunas mujeres pueden presentar muchas molestias como cólicos fuertes o sangrados. Si es tu caso, sigue las indicaciones de tu médico y lograrás que tu bebé nazca sano. Recuerda guardar reposo y alimentarte sanamente.

Estas complicaciones son comunes y no debes arriesgarte a tratarlas sin el consejo, guía y asesoría de un médico. Sigue con tus visitas programadas y ayúdate comiendo sano; realiza ejercicio moderado e interrúmpelo solo si así te lo indican. Disfruta de esa etapa maravillosa sin riesgos y complicaciones.
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario