15/3/16

Arturo Báez une el budismo y la sicología [15-3-16]


Arturo Báez une el budismo y la sicología

Realizar diagnósticos de uno mismo, por sí mismo, es posible y conseguir ser feliz sin depender de nadie también, así lo sostiene el sicólogo budista, Arturo Báez, quien sostiene que la única felicidad que cualquier personas puede crear es su propia felicidad, y también, con trabajo, ser su propio terapeutas.

En entrevista, apunta que "La forma o método es que si aprendemos a conocer cómo funciona nuestra mente, cómo funciona el sufrimiento, controlarlo, entonces podremos ayudarnos a nosotros mismos y a los demás."

Baez tiene más de dos años impartiendo estos talleres de autoconocimiento, a manera de cursos rápidos en los que posibilita al participante de una técnica rápida y eficaz, que al final cada uno pueda ser capaz de realizar diagnósticos para sí mismo o para los demás.

De esta manera uno será independiente emocionalmente al no depender de otras personas para localizar la falla mental por la que uno esté pasando en ese momento, al igual que ser capaz para controlar y transformar la situación actual de su estado. Esta técnica creada por él, está basada en la filosofía y psicología budista como puntos últimos de desarrollo personal y resolución de problemas.

Adapta una forma de terapia occidental para indagar en el sufrimiento del paciente haciendo posible el resolver sus dolencias mentales a partir de descubrir sus causas, y al descubrirlas también se le instruye al paciente en cómo entenderlas y tratarlas por sí mismo para ser autosuficiente mentalmente.

Así lo logra la independencia emocional. De esta manera el participante tendrá en sus manos una técnica que le permita dejar de depender de otra persona para resolver sus problemas, objetivo que persiguen las terapias.

Meditación

"Algo que hace especial a la terapia budista es el uso de la meditación para desarrollar el control de las emociones. No es suficiente el comprender el sufrimiento, sus causas y desarrollar estrategias para cambiarlo, también es fundamental el control de las emociones ya que sin control de las emociones por más que uno comprenda su situación mental le será difícil hacer algo al respecto para cambiarlo si sus emociones no van acorde de su meta."

Arturo Baez, quien fue monje budista, y quien ha viajado por varias partes del mundo para vivir en retiro y en monasterios al igual que como estudiante universitario de universidades internacionales para estudiar filosofía budista como en Francia, India y Nepal, vuelve a Oaxaca para impartir este taller.

Según una de las estudiantes del curso que imparte Arturo Báez, en el Centro Plenitud Oaxaca, se trata de un taller profundo y divertido, basado en la parte psicológica del budismo en cinco sesiones para lograr explotar el potencial de la mente y llegar a ser independientes emocionalmente.

El dato

Las sesiones del curso terminan con meditación, práctica esencial en el auto conocimiento.
  

No hay comentarios:

Publicar un comentario